El canapé es una solución práctica para colocar en el dormitorio como somier ya que proporciona un espacio de almacenaje extra. 

Dentro pueden guardarse, por ejemplo, mantas, sábanas, edredones, colchas... Además, su estructura es un buen soporte para colocar el colchón.